viernes, 14 de noviembre de 2008

Una rosa "ruidosa" y "sucia"

_MG_6200_base

Cuantas veces ha pasado que hemos tenido una imagen en nuestra cabeza o que hemos visto la imagen delante de nosotros pero que a la hora de plasmarla con nuestra cámara el resultado no ha sido satisfactorio; muchas veces, la verdad.

Los factores son variadísimos y en la mayoría de los casos el poder llevar a buen puerto la ejecución de la toma dependerá de los conocimientos técnicos adquiridos por el fotógrafo y la experiencia.

En la foto que os muestro hoy, la no precipitación y el pensar antes de disparar es fundamental, esta imagen adolece fundamentalmente de dos problemas:

Ruido

Se aprecia fundamentalmente en las zonas profundas de la rosa, es lo que en fotografía analógica se relacionaba con el término grano y aquí observamos como una falta de uniformidad del color o pixelación de la imagen. Va asociado a los ISO altos, en este caso corresponde al valor 400 que había quedado fijado en los parámetros de la cámara después de una excursión nocturna, lo normal para este tipo de toma y aún sin tener por mano el trípode -esencial para este tipo de tomas- hubiese sido unos valores ISO de 100 y 200, os muestro imagen con las zonas con mas ruido remarcadas:

_MG_6200_ruido

Suciedad

Las manchas son evidentes  en casi todo el encuadre, producidas principalmente por las motas de polvo depositadas sobre la superficie del sensor, ocurre principalmente cuando en las cámaras reflex intercambiamos el objetivo, momento en el cual se introduce directamente el polvo suspendido o simplemente porque el mismo estaba adherido al objetivo y este se desprende  y se posa sobre el sensor. Si bien en la actualidad todas las grandes marcas de equipos fotográficos venden sus productos con sistemas "antipolvo", estos no son totalmente efectivos, y cada cierto tiempo o después de una sesión fotográfica intensa deberemos limpiar el sensor. Aquí podéis ver resaltadas algunas zonas con suciedad

_MG_6200_sucio

Como veis la era digital trae muchas ventajas a la hora de realizar fotos pero también nuevos problemas e inconvenientes que deberemos revolver, hoy hemos visto como se producen estos problemas y como los podemos evitar, en la próxima entrega veremos como los podemos resolver cuando ya hemos realizado la toma.

Enlace Flickr

1 comentarios:

José Ricardo Fernández dijo...

El método que uso yo para limpiar el polvo que se adhiere al filtro del sensor es una pera de las que venden en la farmacia, del tamaño de un puño masculino cerrado. Se activa la subida del espejo (hay que consultar el manual) y se sopla tres o cuatro veces con la cámara hacia abajo preferentemente, y SIN ROZAR el sensor con nada ni para nada.

En tres años, sólo he tenido que hacerlo una vez.

Luego tenemos esos despistes de salir de una catedral y seguir disparando a 800 ISO o más...

Saludos.