lunes, 13 de diciembre de 2010

Un estuche, unos cromos y un cómic

 

Enlace Flickr

El pasado mes de noviembre tuvo lugar un hecho que conmociono a la Sociedad Balear y muy especialmente a la Menorquina: dos personas que habían salido a buscar leña en un paraje boscoso de la isla de Menorca, encontraron un maleta que contenía los restos óseos de un niño.

Al día de hoy sabemos lo sucedido: el pequeño se llamaba Cesar y contaba con nueve años de edad en el momento de su muerte, producida de forma violenta y a manos de su madre, Mónica, que lo ahogo en la bañera de su domicilio.

Mónica había llegado a Menorca procedente de Galicia en marzo de 2.008 para entablar una relación con un hombre que conoció a través de internet, cuando sus padres no pudieron seguir haciéndose cargo del niño, decidieron mandarlo a Menorca con su madre.

La llegada del menor supuso un contratiempo para la nueva relación de Mónica y decidió acabar con la vida del pequeño, después de ahogarlo lo metió en la misma maleta con la que llegó a Mahón desde Santiago de Compostela, junto a sus ropas, un juego de cromos, un reloj, un cómic y un estuche con material escolar.

Hasta aquí la crónica de los hechos, ampliamente detallada en los periódicos locales de esas fechas, pero yo quiero centrarme en tres reflexiones de orden sociológico, antropológico y psicológico.

Respecto al apartado sociológico, hacerme eco de las reflexiones de taberna y mercado que se hicieron esos días con comentarios tales como “A esta no hay que meterla en la cárcel, habría que hacerle lo mismo”, porque claro, automáticamente el niño resucitará y todo arreglado ¿verdad?

Desde el punto de vista antropológico es la visión del hombre como especie, en el que la mujer para poder seguir relacionándose –apareándose desde un punto de vista estrictamente animal- necesita deshacerse de las crías que hubiese podido tener con anteriores parejas.

Pero la tercera reflexión es quizás la que más me impresiona, se trata de poner junto al cadáver del niño, aquellos objetos que más lo identifican como tal, no físicamente, sino mentalmente, como si Mónica además de querer eliminar su cuerpo hubiese querido acabar también con su alma: Un estuche, unos cromos y un cómic.


Safe Creative #1012158073200 Safe Creative #1012158073200

domingo, 21 de noviembre de 2010

Como se hizo ¡Escape!

¡Escape! José Vicente Jiménez Ribas–Fortimbras Vídeo
               
Sí, se trata el “making of” de mi primer time-lapse, que ha pasado sin pena ni gloria por la red. No es para menos: se trata de un proyecto muy básico, prácticamente experimental y sin seguir ninguna instrucción y aprendizaje o estudio previo.
Hace tiempo que me rondaba la idea de realizar alguno, más después de la cantidad de ellos que circulan últimamente por la red, algunos auténticas maravillas. Bien, recordé que hace unos meses realicé una serie de fotografías en los alrededores del aeropuerto de Palma, en el que en un despegue de un avión realicé una secuencia de disparo de cuatro tomas, seleccionando una de ellas y descartando las demás para mis galerías fotográficas.
        
Secuencia 1Secuencia 0

Partía del inconveniente inicial de faltarme el fotograma en el que el cielo estaba sin el avión; nada tan fácil como coger una toma con el mismo y eliminarlo en Photoshop con la herramienta de clonar, con lo que ya teníamos las seis fotografías que iban a forma el time-lapse: los dos fotogramas inicial y final en los que no aparecía el avión y los cuatro centrales con la secuencia del despegue.
             
Secuencia 1Secuencia 2Secuencia 3Secuencia 4

Ya sólo quedaba unir los fotogramas, para ello utilicé el programa Studio v.11 de Pinacle, añadí un fundido en la transición de cada imagen, haciéndolas durar en pantalla cuatro segundas cada una y añadiendo un título al principio como fotograma preliminar.
Como banda sonora usé Barra Barra de  Rachid Taha que me pareció idónea para la frialdad de la imagen así como el mensaje que quería transmitir.
Aquí tenéis el resultado, muy irregular, más si se tiene en cuenta que no se uso trípode y que no se tenía intención de usar las imágenes con el fin de realizar un time-lapse, aunque un resultado digno como introducción en esta apasionante disciplina de la fotografía.
              
Y aquí la imagen originariamente publicada y fuente de inspiración de este video

domingo, 7 de noviembre de 2010

El dilema del formato: vertical u horizontal


Una vez decididos el sujeto y los elementos clave que compondrán nuestra fotografía, deberemos decidirnos por el formato, en el contexto de horizontal o verticalidad. Un paso en el proceso creativo que en muchas ocasiones el fotógrafo aficionado no analiza en su justa medida.
El formato elegido tendrá una gran influencia sobre la composición y lo que es mas importante: sobre el mensaje.
Para la exposición de este tema os muestro una imagen tomada en el centro histórico de la ciudad de Palma. Partiendo de la primera imagen, tal cual, sin recortes, he obtenido dos versiones bien distintas entre si, cuya principal diferencia es el formato, pasemos a analizar.
Formato Vertical
En esta composición se hace un uso intenso de las líneas y su perspectiva, lo que supone un fuerte contraste visual con la persona “retratada”, los protagonistas son el elemento arquitectónico y el vendedor de cupones, por darnos dimensión a la imagen, ambos contrapesan la composición.
Por el camino, en los “recortes” hemos perdido la información que nos suministraba las balconadas y las tiendas del lado derecho, para poder dar más fuerza a los elementos compositivos anteriormente mencionados.
Formato Horizontal
Aquí nos olvidamos del juego de líneas, o estos ya no son elementos primordiales de la composición. El recorte, drástico, así como el redimensionado de la imagen hacen que el mensaje visual sea radicalmente distinto. El binomio “retratado-arquitectura” ha pasado a ser “retratado-tiendas”. En este caso la relación entre ambos se ve reforzada más si cabe al dirigir el vendedor la mirada hacia las tiendas.
Bien, ya hemos visto la importancia del formato a la hora de expresarnos o comunicar en fotografía ¿quedan dudas sobre las subjetividad de la fotografía? ¿Qué mensaje queremos dar? y en según que casos ¿Como queremos influir en las opiniones de los demás?
QV9ZVY4YG383

sábado, 18 de septiembre de 2010

La fotografía sin reglas: II El Formato



¿Por qué adaptarnos al formato clásico en fotografía? al fin al cabo sólo es imperativo histórico del tamaño de la película de 35 mm, una herencia de la etapa analógica dentro de la historia de la fotografía.
Nos hemos acostumbrado al estandard visual, pero que ocurre cuando ceñimos las imágenes únicamente a los elementos que realmente nos interesa de la misma, lógicamente los elementos no se distribuyen de forma automática para conseguir la estandarización.
De esta manera llego a lo que llamo la “tira fotográfica”: motivos fotográficos alargados –y no confundir con panorámicos- y que en esencia recogen los elementos que realmente queremos que aparezcan en la imagen, ni uno más, ni uno menos. Sí, es verdad, hay más formatos, todos los que queramos pero aquí os traigo unos cuantos ejemplos en formato “tira”. El tamaño y la forma del corral donde encerramos nuestros elementos fotográficos debería ser el que nosotros queremos. Otro motivo para la fotografía sin reglas.
Aquí os dejo el primer ejemplo, fotografía de paisaje, sólo quería la línea de cielo y el haz de luz, hecho.


En este otro caso, quería fijar la atención únicamente en los labios y las manos, me olvido del formato y listo, sin que me entorpezca en la visualización el resto de la cara o el cuerpo de la fotografiada. Es verdad, las ropas del fondo, pero están desenfocadas y me sirven de contraste visual.

Y terminemos con una escena urbana, aquí tengo los tres “elementos humanos” expuestos unos al lado del otro, sin apenas espacio, para que más florituras, encuadramos y ya esta. Creo que en esta imagen es donde muestro de la forma más radical lo que he querido exponer.
Sí, es verdad, hay más formatos, todos los que queramos pero aquí os he querido dejar unos cuantos ejemplos en formato “tira”. El tamaño y la forma del corral donde encerramos nuestros elementos fotográficos debería ser el que nosotros queremos. Otro motivo para la fotografía sin reglas.

Ver también: La Fotografía sin reglas: I La falta de nitidez



sábado, 11 de septiembre de 2010

La Isla del Viento

Enlace flickr

La mejor manera de llegar a Menorca es hacerlo en barco, desde el Puerto de Alcudia en Mallorca y de madrugada para percibir los colores del cielo y las nubes a esas horas, despacio y tranquilamente ir dejando una insularidad y adentrarnos en otra. Dejar que nuestros sentidos perciban "La Isla del Viento" con suavidad , sin prisas y para que así el calado sea mayor.
Cuando ya sólo distinguimos Mallorca como una débil silueta en el horizonte, llegamos a Menorca adentrándonos en una larga y estrecha ensenada del puerto de Ciutadella. En los últimos minutos de nuestro viaje los habitantes de las casas costeras nos saludan en una suerte de bienvenida.
Menorca, "la menor" como la denominaron los romanos, es conocida como "La Isla del Viento", influenciada por los vientos de tramontana que según rezan las leyendas, tienen la propiedad de modificar las conductas. Ciertamente, a pesar del carácter marcadamente mediterráneo de las Islas Baleares, geográfica, cultural y socialmente Menorca tiene una personalidad fuerte y diferenciada del resto de las islas.
Enlace Flickr

Su particular geografía hace que nos encontremos con dos partes diferenciadas delimitadas por la carretera que cruza la isla de Maó a Ciutadella:
La parte Norte, Sa Tramuntana, de apariencia general oscura y ondulada, con un aspecto costero más abrupto con playas de arena gruesa o de cantos, con pequeños bosques de acebuches y encinas y prados de forraje para el ganado vacuno.
La parte Sur, Es Migjorn, más homogéneo y regular. Consistente en una plataforma ancha de roca calcárea y arenisca, que tiende al mar asomándose en acantilados de poca altura. Las playas del sur son de arena blanca, limpia y fina.
La sensación visual, en contraposición con Mallorca, es de preservación, de equilibrio entre la transformación y modificación del paisaje por hombre y la sostenibilidad del medio ambiente.
Enlace Flickr

Quizás, la mejor conjunción de hombre-naturaleza sean los restos de la cultura Talayótica repartidos por toda la isla en una conjunción perfecta de urbanismo prehistórico y naturaleza que jamás haya visto. Quizás porque proviene de una época en la que el hombre no se sentía superior ni inferior a su entorno, sino simplemente que era parte del mismo.
 
Menorca, como la mayoría de las islas del Mediterráneo, es un punto de recepción de diversas culturas que han comerciado o asentado en la isla a lo largo de la historia y que han dejado su impronta en estas tierras: desde sus primeros pobladores primitivos cuyo auge fue la cultura talayótica en la Edad del Bronce, pasando por fenicios, griegos, cartagineses, más tarde romanos, vándalos, árabes, catalano-aragoneses, ... y en épocas más recientes por breves periodos de tiempo -históricamente hablando- por ingleses y franceses.
Enlace Flickr

Alberto García-Alíx, premio nacional de fotografía 1.999, recientemente expuso sus fotografías de Baleares en las que no figura Menorca ya que según palabras del fotógrafo «Allí no hallé perversión». Menorca es una isla en la que la vida pasa despacio, sin sobresaltos, un deleite para los sentidos.

domingo, 20 de junio de 2010

¡Fotógrafos hasta en la sopa!

fotógrafo via crucis
Como ya comenté, el Via Crucis que cada año se celebra durante la Semana Santa de Palma tiene más público. No es de extrañar, el espectáculo vale la pena y la interpretación de los actores es soberbia.
Pero, claro, la popularidad trae consigo ciertos inconvenientes, uno es el de la progresiva masificación, que le vamos hacer, quizás con el tiempo se deban poner ciertas limitaciones.
Otro inconveniente, y este resulta más irritante, es el de la exagerada intromisión de los fotógrafos de prensa en la interioridad de la representación. ¿Os imagináis qué hubiera un fotógrafo siguiendo a los delanteros de futbol para estar más cerca de la jugada? o ¿Que durante la representación teatral de Romeo y Julieta hubiera un reportero fotografiando en primerisimo plano el primer beso de amor?
Como podéis ver en la imagen, esto es lo que ocurrió durante la representación, en algunos momentos se dificultaba el trabajo de los actores porque hasta tres fotógrafos andaban por en medio “buscando” la fotografía.
Los fotógrafos aficionados captábamos las imágenes desde detrás de la barandilla, con equipos no tan espectaculares como los de los profesionales, captamos buenas imágenes, y lo más importante: no nos dedicamos a arruinar un espectáculo que vale la pena.

martes, 6 de abril de 2010

Via Crucis en la Catedral 2.010

Un año más se ha celebrado el Via Crucis de Llorenç Moyà en las escaleras de la Catedral de Palma. Después de un paréntesis de dos años –en 2.009 fotografié las procesiones del viernes santo-,  vuelvo al lugar que tan buenas sensaciones fotográficas me dio.
Repite la misma compañía: “Taula Rodona Teatre”, y prácticamente los mismos actores, vestuario, maquillaje, etc. Sólo unas “pequeñas” diferencias:
En primer lugar, en aplicación de la Ley de Memoria Histórica, ha desaparecido una cruz de unos tres metros de altura que ocupaba un espacio en lo más alto de la escalinata, un aderezo que le venía como anillo al dedo a la representación pero que en buena lógica ha desaparecido por representar solamente a los caídos en un bando en la Guerra Civil Española.
En segundo lugar, la afluencia de público, el buen hacer de la compañía “Taula Rodona” consiguiendo una representación que trasciende el hecho religioso, ha conseguido que cada año vaya ganando más adeptos y colateralmente mayor afluencia de prensa gráfica –circunstancia que merece una entrada aparte en esta bitácora-
Y en tercer lugar, el tratamiento que a las imágenes del evento les ha dado un servidor. Este año ha sido el color pero con baja saturación para darle un tratamiento sobrio a un espectáculo sombrío. En cuanto a las ópticas utilizadas, además del Tokina 90 mm 2,8 utilizado de forma exclusiva en la vez anterior, en esta ocasión se ha añadido el Tamron 28-75 mm 2,8.
Aquí tenéis los resultados, juzgad vosotros mismos y comparad si queréis el tratamiento en blanco y negro realizado en 2.008 y el color degradado en 2.010.
Enlaces:
Resto imágenes Via Crucis en la Catedral 2.010:
Foto 1     Foto 2     Foto 3

domingo, 14 de febrero de 2010

Es Trenc: Sistema Dunar y Restos Históricos

 
En el suroeste de Mallorca, entre las poblaciones de Ses Covetes y la Colonia de Sant Jordi se encuentra la Playa de Es Trenc, tradicionalmente considerado como un sistema dunar virgen.
Efectivamente se le puede considerar como zona virgen, siempre bajo el prisma urbanístico claro, a pesar de las pequeñas construcciones militares en desuso desde hace ya muchos años y a un par de “chiringuitos de playa”.
Como monumento a la inconsciencia e inmoralidad urbanística que asolo el litoral mallorquín durante muchos años, en la zona limítrofe con Ses Covetes nos encontramos con una urbanización abandonada y a medias de construir desde los años ochenta, gracias a las manifestaciones y el clamor popular reivindicativo de una Mallorca más sostenible.
A pesar de los grandes esfuerzo realizados hasta fecha, la zona sigue en peligro de desaparición o degradación, quizás debido precisamente a su condición de “playa virgen”, en los meses estivales es visitada de forma masiva lo cual provoca alteraciones en su ecosistema así como a la construcción cercana de una estación impulsora de agua de mar para las salinas de la zona.
 
 
Pero quizás, el elemento humano que más llama la atención de la zona son los bunkers incrustados en la playa misma. Popularmente atribuidos a la época de la Guerra Civil Española, en realidad datan del periodo inmediatamente posterior.
Si bien fueron utilizados para entrenamiento de tropas, su construcción a principios de los años cuarenta sugiere el temor de un desembarco de tropas aliadas dentro del contexto histórico de la II Guerra Mundial, dado el acercamiento en aquella época del Régimen de Franco a las fuerzas del eje.
El excursionista que se adentre en la zona podrá disfrutar de un bello paraje natural y sentir un momento de la historia reciente de España

domingo, 10 de enero de 2010

Mi Jardín

Enlace flickr
Como ya apunte en mi artículo “Fotografía en cuatro metros cuadrados”, no hace falta irse muy lejos para poder desarrollar nuestra faceta creativa, no son necesarios grandes acontecimientos, simplemente disfrutar del placer visual de lo cotidiano.
En este caso sería mi jardín, donde además de encontrarnos con la familiaridad que no da este espacio, tenemos el valor añadido de visualizar la naturaleza a nivel de microcosmos, como si fuera un ecosistema a pequeña escala.
Las tres imágenes mostradas representan esas variables que podemos encontrar en la naturaleza: en primer lugar, la vida, tanto en el sentido vegetal como animal, mostradas en la imagen del Girasol.

Enlace flikcr
En la segunda toma, la muerte, en la que la imagen del pájaro en proceso de descomposición se integra en el pequeño ecosistema del jardín para dar y generar vida a otros organismos, tanto animales como vegetales.
Enlace flickr
Y para terminar, las señales evidentes que las inclemencias metereológicas provocan en el jardín, en este caso la llegada del invierno, reflejada en la escarcha helada sobre la hierba.
Como ya he apuntado en otras ocasiones, buscad en la intimidad de vuestros hogares, de vuestro barrio, vuestro pueblo o ciudad, allí donde se desarrollan esos pequeños “grandes” acontecimientos.