lunes, 13 de diciembre de 2010

Un estuche, unos cromos y un cómic

 

Enlace Flickr

El pasado mes de noviembre tuvo lugar un hecho que conmociono a la Sociedad Balear y muy especialmente a la Menorquina: dos personas que habían salido a buscar leña en un paraje boscoso de la isla de Menorca, encontraron un maleta que contenía los restos óseos de un niño.

Al día de hoy sabemos lo sucedido: el pequeño se llamaba Cesar y contaba con nueve años de edad en el momento de su muerte, producida de forma violenta y a manos de su madre, Mónica, que lo ahogo en la bañera de su domicilio.

Mónica había llegado a Menorca procedente de Galicia en marzo de 2.008 para entablar una relación con un hombre que conoció a través de internet, cuando sus padres no pudieron seguir haciéndose cargo del niño, decidieron mandarlo a Menorca con su madre.

La llegada del menor supuso un contratiempo para la nueva relación de Mónica y decidió acabar con la vida del pequeño, después de ahogarlo lo metió en la misma maleta con la que llegó a Mahón desde Santiago de Compostela, junto a sus ropas, un juego de cromos, un reloj, un cómic y un estuche con material escolar.

Hasta aquí la crónica de los hechos, ampliamente detallada en los periódicos locales de esas fechas, pero yo quiero centrarme en tres reflexiones de orden sociológico, antropológico y psicológico.

Respecto al apartado sociológico, hacerme eco de las reflexiones de taberna y mercado que se hicieron esos días con comentarios tales como “A esta no hay que meterla en la cárcel, habría que hacerle lo mismo”, porque claro, automáticamente el niño resucitará y todo arreglado ¿verdad?

Desde el punto de vista antropológico es la visión del hombre como especie, en el que la mujer para poder seguir relacionándose –apareándose desde un punto de vista estrictamente animal- necesita deshacerse de las crías que hubiese podido tener con anteriores parejas.

Pero la tercera reflexión es quizás la que más me impresiona, se trata de poner junto al cadáver del niño, aquellos objetos que más lo identifican como tal, no físicamente, sino mentalmente, como si Mónica además de querer eliminar su cuerpo hubiese querido acabar también con su alma: Un estuche, unos cromos y un cómic.


Safe Creative #1012158073200 Safe Creative #1012158073200

3 comentarios:

Demóstenes dijo...

No había oído sobre esta noticia (también es cierto que me suelo saltar las secciones de sucesos...).

Me he quedado casi conmocionado, y realmente me lleva a preguntarme qué le pudo pasar por la cabeza a la mujer para hacer algo así, qué pasaría con el pobre niño para que sus familiares de Galicia no se extrañaran de que en 3 meses no hubieran podido hablar con él por teléfono... No sé, salen muchas preguntas y, me parece, hay pocas respuestas más allá del, como tú has dicho, "a esta mujer no hay que encarcelarla, sino hacerle lo mismo!".

Ironic Woman dijo...

Yo cuando vi la noticia me quedé horrorizada, realmente la mayoría de gente tiene un psicopata encerrado y no deja de sorprender cuando sale.

A mi me pueden todas las noticias de crimenes contra niños, que aun no han hecho nada para merecerse un castigo mucho menos la muerte...prf, estas cosas me sacan mi vena mas nazi.

Por cierto, soy Elena la novia de Carlos XD que me cambiao de nick.

Un saludo!!

Por cierto, me chifla la foto, el juego de colores, todo.

Ironic Woman dijo...

En fin, se ha tragado tu blog mi comentario, que rabia que da eso!!

La noticia que comentas ya la vi en las noticas hace ya un tiempo. No deja de ser otro caso de niño con mala suerte de tener progenitores (en este caso, la madre) psicopatas y desquiciados. La lógica que siguió la madre es evidente, que tambien es lo que asusta: la sangre fría que tubo para cometer tal crimen, y los motivos que la empujaron.

Los crimenes contra niños son lo peor que existe...yo es que en muchos casos aplicaria lo de ojo por ojo, o como poco encerrarlos y tirar la llave. Claro que en estos temas soy un poco nazi.

Y en cuanto a la foto, me encanta la tematica (infancia, nostalgia por la inocencia perdida) y el juego de colores, simplemente precioso.

By the way, soy Elena que me cambiao de nick.

Un beso!!