sábado, 5 de febrero de 2011

a TIÀr FOC

Mil demonios, según el programa de festejos y los diarios locales de Palma. No se si se congregaron tantos, pero resulto ser como el tiempo atmosférico: serían menos pero la sensación es que eran más de mil.
a TIÀr FOC, un espectáculo a pie de calle como nunca había visto antes, una posibilidad de participación e integración ciudadana difícil de superar: correr entre demonios y dragones que expulsan o escupen fuego, bailar con ellos, saltar con ellos, … Para un fotógrafo, para mi, puede ser de lo más excitante y vaya si lo fue.
Primero los preparativos personales: ropa vieja que te cubra todo el cuerpo incluyendo algún tipo de capucha o en su caso gorra o pañuelo, calzado deportivo o similar.
Segundo la cámara y los objetivos: nunca he sido partidario de los filtros pero en este caso son imprescindibles para evitar que cualquier chispa nos pueda dañar una lente que resulta muy cara e imposible en este caso de reparar. Adicionalmente acople el parasol.
Y ya esta, vamos por ellos, corres, disparas sin cesar, sin restricciones y a tu aire ….. ¡emocionante!
Termina la fiesta, te sientes satisfecho, intuyes que habrás hecho un gran trabajo, pero eres consciente que para lograrlo debías correr algún riego y evaluas las consecuencias: una parte del cuero cabelludo chamuscado –a pesar de la capucha- y la pantalla LCD ligeramente quemada por una espire.
La fotos como podéis ver tienen bastante ruido, el ISO es de 3200, no se podía esperar otra cosa, pero para este tipo de imágenes considero que no es tampoco muy determinante, incluso diría que ayudan a crear ambiente.
La óptica utilizada un Tamron 28-75 2,8, luminoso como podéis ver, sólo utilice esta lente, el espectáculo requería ir ligero de equipaje y que este fuera versátil.
Este es el resultado, una experiencia fotográfica que para obtener buenos resultados debes asumir algún riesgo.
Enlace flickr

0 comentarios: